Sistematización de Experiencias

ALBOAN* define la sistematización como “una propuesta que puede posibilitar que un grupo sólo o acompañado por alguna otra persona pueda reflexionar, cuestionarse, aprender y consensuar pistas para próximas prácticas”. La sistematización sirve para aprender muchas cosas, hacer conciencia sobre la importancia de tener registros de todo tipo sobre lo que se hace, se aprende sobre la forma de organización, de afrontar algunos temas, etc.

La sistematización de experiencias no es una “receta”, sino una propuesta abierta y flexible que ha de ser adecuada y adaptada a una comunidad en función de su experiencia, tiempos, recursos, etc. pero que puede facilitar no sólo la mejora de nuestras prácticas, sino el aprendizaje y empoderamiento de todas las personas implicadas en la acción.

Las conclusiones de un proceso de sistematización deben formularse en términos de aprendizajes para próximas acciones o intervenciones. Así mismo se debe concluir con algunas lecciones que puedan representar “gérmenes de generalización” de tal forma que lo que se ha aprendido con la experiencia pueda servir para experiencias similares, para formular políticas concretas o reconceptualizar la teoría y los conceptos desde las propias prácticas o, al menos, suscitar nuevas inquietudes y nuevas preguntas para su elaboración teórica”. Puede incluirse conclusiones, aprendizajes y recomendaciones.

No hay publicaciones

Categorías